Fermentación de los alimentos

Es un tema enorme… así que vamos al lío. ¿Es la fermentación de alimentos útil o dañina, beneficiosa o mala?

Depende de qué se fermenta y qué bacterias y / o levaduras se utilizan para activar el proceso de fermentación.

Ese es el gran problema. Hay bacterias que transformarán cierta sustancia en veneno, un ejemplo es el alcohol de fusión. Otras bacterias transformarán el valor alimenticio de un medio como la leche de vaca o la leche de soja en un alimento que es mucho más valioso para la restauración y el mantenimiento de la salud que el medio crudo original.

Si permite que las frutas permanezcan a temperatura ambiente, la mayoría fermentará de forma natural y las arrojará al contenedor de basura. La fermentación natural ha estado ocurriendo mientras el hombre ha habitado el Planeta Tierra. Hace siete mil años, los alimentos se fermentaban naturalmente en Babilonia, China e India.

En algún momento en el tiempo se descubrió que ciertos alimentos fermentados naturalmente atraían las papilas gustativas y se conservaban por más tiempo. Se hizo popular para permitir la fermentación, pero nadie sabía acerca de las bacterias, las levaduras o su papel en la causa de la fermentación, que simplemente “sucedió”.

En los tiempos modernos, los procesos de fermentación de alimentos se han convertido en una ciencia altamente desarrollada y en una industria global de gran alcance que produce miles de millones de toneladas de alimentos y bebidas fermentadas como yogur, kéfir, cerveza, pepinillos, kimchi, natto, salami, vino, pan, queso. tofu, salsa de soja, etc.

Y ahora hay algo nuevo bajo el sol. Los científicos nutricionales han descubierto algunas fórmulas antiguas y han dado vuelta a la luz de los métodos de investigación modernos. De esta investigación ha surgido una gran cantidad de literatura que revela los beneficios de la fermentación para la salud humana.

Cientos de diferentes bacterias han sido aisladas, caracterizadas y nombradas. Las clases o categorías de bacterias se han dividido en “cepas” y su identificación se ha reducido a palabras que rompen la mandíbula como lactobacillus rhamnosus, L. reuteri, L. delbrueckii, L. casei, L. helveticus, bifidobacteria, etc. El número El número de artículos científicos basados ??en estudios de laboratorio se ha cuadruplicado en pocos años.

Científicos líderes en Japón han estado a la vanguardia de la investigación microbiológica, y han acuñado el término “biofermentics” para nombrar un campo de la ciencia en expansión que ha dado a luz a un producto llamado SEIGEN.

Un artículo científico de Japón, de 36 páginas, presenta con impresionante detalle las funciones verificadas y los beneficios para la salud de SEIGEN. Este blog no puede nombrarlos a todos, pero a continuación hay solo diez de los beneficios mencionados:

  • Refuerzo de la respuesta inmune.
  • Mejora el metabolismo y la digestión.
  • Mejor absorción de nutrientes.
  • Restricción de bacterias nocivas.
  • Activación de células asesinas naturales.
  • Facilitación de neurotransmisores en el cerebro.
  • Promoción de la secreción de insulina.
  • Anti colesterol y anti envejecimiento.
  • Nutrición del cabello.
  • Desintoxicación del cuerpo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *